Liquid Spectrum de Ciena cambia la forma de diseñar, operar y monetizar las redes ópticas. Permite sistemas escalables para satisfacer las demandas importantes de banda ancha de la actualidad y abiertos y programables para suministrar el rendimiento de servicio exacto que se necesita en un momento determinado.