Desde la introducción de la primera red telefónica pública conmutada, las redes han evolucionado continuamente. A través de las diversas etapas de desarrollo, desde puntos finales fijos en los comienzos de la Internet, hasta redes de banda ancha que conectan a usuarios móviles con centros de datos masivos y gigantes de ancho de banda como Netflix, Amazon y Facebook, las redes se han ajustado para adaptarse a las nuevas demandas.

La infraestructura que antes era estática está experimentando una transformación más profunda que nunca. La última encarnación es la red autónoma, que es una tendencia que se ha estado desarrollando desde hace ya un tiempo. La red autónoma funciona con poca intervención humana. Puede configurarse, controlarse y mantenerse de forma independiente.

Pero, a pesar de que es un avance significativo, las redes autónomas aún son demasiado restrictivas y rígidas. Por eso, Ciena ha definido un nuevo enfoque para la evolución de las redes, Adaptive Network, que está orientado a proporcionar una red que pueda crecer junto a una empresa a medida que cambian los mercados y las necesidades comerciales.

Adaptive Network está transformando la red en una infraestructura dinámica y programable basada en el análisis y la automatización. 

Adaptive Network permite que las infraestructuras actuales de los proveedores evolucionen en más de un bucle de comunicaciones para transmitir información sobre elementos de red, instrumentación, usuarios y aplicaciones a una capa de software para su revisión, análisis y acción, en lugar de atascarse en la red.

Adaptive Network incluye tres capas importantes:

  • Infraestructura programable: esta incluye los elementos físicos y virtuales de la red, así como también la telemetría obtenida de ellos. La capa de infraestructura programable es altamente inteligente e interpreta los datos para que la red pueda tomar decisiones, ya sea la de enrutar el tráfico alrededor de un circuito inactivo, o bien investigar para corregir un problema con latencia o una capacidad inferior a la esperada en un enlace específico. La infraestructura programable requiere una capa fotónica reconfigurable y una red flexible para ofrecer la posibilidad de volver a enrutar canales de ocupación espectral variable a través de cualquier ruta y a través de cualquier espectro óptico en la red. Además, una infraestructura programable necesita transpondedores coherentes ajustables para asignar con eficiencia una cantidad flexible de señales del lado del cliente a la capacidad de línea variable. A su vez, eso requiere una red de transporte óptico (Optical Transport Network, OTN) centralizada y especialmente diseñada o una arquitectura de conmutación de paquetes.
  • Análisis e inteligencia: la infraestructura programable produce cantidades significativas de datos. Algunos de estos son big data que indican tendencias de las cuales la red aprende y a las cuales se ajusta a lo largo del tiempo. Los big data pueden informar a la red sobre cómo debe ajustarse a largo plazo, qué patrones de tráfico debe buscar y qué partes de la red podrían ser vulnerables. Luego hay datos pequeños, cosas que están sucediendo a un ritmo bastante rápido. Podría ser un parpadeo en un circuito o una solicitud inmediata de un cliente. Dichos eventos requieren una respuesta rápida por parte de la red, y esos movimientos se realizarán por medio del análisis. Pero una vez que se han tomado las decisiones, un operador humano o un conjunto de políticas predefinidas pueden intervenir y aprobar o cambiar las cosas según sea necesario. En una red verdaderamente autónoma, no habría influencia del operador en este punto.
  • Control y automatización de software: las investigaciones muestran que la causa número uno indiscutible de interrupciones en la red es el error humano, con estimaciones de hasta el 32 por ciento, según el informe Network Barometer de Dimension Data para el 2014. La automatización eficaz de las tareas de red, a través de procesos como la carga de controladores de acceso y el aprovisionamiento de enrutadores, puede eliminar esos errores y mantener el rendimiento de la red al máximo. La capacidad de automatización para trabajar con múltiples proveedores es fundamental. Algunas tecnologías son buenas para trabajar con un conjunto de dispositivos de un único proveedor, pero pocas redes se crean con el equipo de un único proveedor. Las redes tienen que interoperar, a través de API, para funcionar y mover datos de manera eficiente y rápida de punto a punto.

El desarrollo de Adaptive Network es un momento decisivo para el mundo de las redes. Es una evolución consistente que admite todos los aspectos de la automatización inteligente, como la orquestación basada en la intención, el análisis y el control de dominio programable. Es una arquitectura basada en microservicios que ofrece extensibilidad y escalabilidad. Además se necesita un enfoque de integración DevOps para proporcionar agilidad operacional y de servicio.

¿Por qué Ciena?

Los 25 años de experiencia de Ciena conectando el mundo la convierten en el socio perfecto para entregar un producto como Adaptive Network.

  • Experiencia de red sin igual: con más de 1300 clientes en todo el mundo, Ciena brinda soporte al 80 por ciento de los proveedores de red más grandes del mundo. Ciena ha desplegado 150 millones de kilómetros en redes ópticas coherentes.
  • Servicios a proveedores de servicios: Ciena ha diseñado servicios específicamente para ayudar a los proveedores a desarrollar sus redes. El enfoque de Ciena respalda el ciclo de vida completo de la red, con consultoría, prácticas de solución y servicios orientados a las necesidades de los proveedores.
  • Socios: Ciena aumenta su valor con un dinámico programa de socios que produce y desarrolla ofertas y conocimientos para permitir todos los aspectos de Adaptive Network.

La cartera de productos inigualable de Ciena es compatible con Adaptive Network de varias maneras importantes. Los componentes críticos de la infraestructura programable, análisis y capas de automatización  incluyen:

  • WaveLogic Ai: la próxima generación de la tecnología coherente WaveLogic de Ciena, líder en el sector, cambia fundamentalmente la manera en que se construyen y administran las redes ópticas. WaveLogic Ai permite una capacidad sintonizable, de 100G a 400G, en incrementos de 50G, lo que le proporciona un control previamente inalcanzable de su red.
  • WaveLogic Photonics: es el sistema fotónico inteligente y totalmente instrumentado de Ciena incluye ópticas coherentes WaveLogic y elementos de línea flexibles que se combinan con herramientas de software incorporadas y diferenciadas para ofrecer automatización, control y visibilidad superior de las redes ópticas.
  • Plataformas 6500 y Waveserver®: Las arquitecturas de plataformas flexibles de Ciena proporcionan una correspondencia eficiente de los servicios del cliente con la capacidad de la línea.
  • Controlador de dominio Blue Planet Manage, Control and Plan (MCP): Ciena aporta el poder de la programabilidad definida por software a la próxima generación de redes y operaciones de servicio de Ciena. MCP elimina pasos manuales, lentos y propensos a errores entre múltiples herramientas de administración separadas, y proporciona la base de Blue Planet desde la cual puede desarrollar sus operaciones para impulsar la automatización inteligente de bucle cerrado en múltiples dominios de múltiples proveedores.
  • Orquestación de servicios en múltiples dominios (MDSO) de Blue Planet:  proporciona control de software para automatizar la entrega de servicios a través de redes de múltiples proveedores y tecnologías, y se integra con análisis y MCP de Blue Planet para admitir capacidades de autorreparación y autooptimización (bucle cerrado) basadas en información de big data.
  • Apertura: Ciena diseña sus soluciones para brindar a los proveedores de red la capacidad de personalizar su infraestructura según sus necesidades específicas. La apertura impulsa cada innovación que Ciena entrega al mercado. Por ejemplo, al utilizar API y modelos de datos modernos en las capas de hardware y software, las API abiertas de Ciena permiten una mejor medición y telemetría de la red en tiempo real. Las API proporcionan un desarrollo de aplicaciones más rápido, más fácil y que integra plataformas y proveedores múltiples, a la vez que ofrece una fácil integración con herramientas de TI y una utilización más eficiente de los recursos de TI.
  • Seguridad: Adaptive Network se basa en un enfoque integral de la seguridad que protege los datos activos con soluciones especialmente diseñadas creadas con los estándares de criptografía de mayor seguridad disponibles. Ciena también ofrece un portal dedicado que brinda a los usuarios control total sobre la administración de claves de seguridad.