There was a problem with your video. Another version is available.

Adaptativas significa redes listas para entrar en juego

¿Su red está preparada para adaptarse al futuro de los videojuegos?

Para el año 2021, se estima que habrá 2,57 mil millones de jugadores a nivel global. ¿Difícil de comprender? Lo decimos de otra manera: el universo de juegos en línea de Call of Duty recaudó más ingresos en 16 años que toda la franquicia de Star Wars en sus más de 40 años de historia.

El fenómeno mundial de los juegos en línea hoy representa 152 mil millones de dólares al año y sigue acelerándose—obligando a las redes a adaptarse más rápidamente que la propia jugabilidad de los juegos.

Cuando las milésimas de segundos significan la diferencia entre la victoria y la derrota de miles de millones de jugadores, ya no es solo una batalla por el ancho de banda—es la lucha por la red más preparada.

La realidad aumentada y virtual, junto con los juegos móviles avanzados y la llegada de los juegos en la nube, sin mencionar los millones de jugadores y espectadores que transmiten simultáneamente todos los días—todo significa que es hora de que las redes suban de nivel.

Esto implica poder adaptarse, escalar dinámicamente—aprovechar la inteligencia artificial y la automatización para alcanzar nuevos niveles de agilidad para que su red pueda asignar capacidad de forma instantánea donde y cuando más se necesite.

Y casualmente, ese es el juego de Ciena. Adaptive Network significa aptitudes de vanguardia para un mundo gamificado. ¿Su red está lista para jugar?

Si es adaptativa, es Ciena.

Podcast

"“El padrino de los esports” + futurista de Ciena hablan sobre las redes preparadas para los desafíos del futuro

Escuchar ahora (en inglés)
Blog post

Cómo los juegos están impulsando la evolución de la red

Leer el blog

Adaptativas significa REDES LISTAS PARA ENTRAR EN JUEGO

¿Su red está preparada para adaptarse al futuro de los videojuegos?

Para el año 2021, se estima que habrá 2,57 mil millones de jugadores a nivel global. ¿Difícil de creer? No del todo: el universo de juegos en línea de Call of Duty recaudó más ingresos en 16 años que toda la franquicia de Star Wars en sus más de 40 años de historia.

El fenómeno mundial de los juegos en línea hoy representa 152 mil millones de dólares al año y sigue acelerándose—obligando a las redes a adaptarse más rápidamente que la propia jugabilidad de los juegos.

Cuando las milésimas de segundos significan la diferencia entre la victoria y la derrota de miles de millones de jugadores, ya no es solo una batalla por el ancho de banda—es la lucha por la red más preparada.

La realidad aumentada y virtual, junto con los juegos móviles avanzados y la llegada de los juegos en la nube, sin mencionar los millones de jugadores y espectadores que transmiten simultáneamente todos los días—todo significa que es hora de que las redes suban de nivel.

Esto implica poder adaptarse, escalar dinámicamente—aprovechar la inteligencia artificial y la automatización para alcanzar nuevos niveles de agilidad para que su red pueda asignar capacidad de forma instantánea donde y cuando más se necesite.

Y casualmente, ese es el juego de Ciena. Adaptive Network significa aptitudes de vanguardia para un mundo gamificado. ¿Su red está lista para jugar?

Si es adaptativa, es Ciena.

Podcast

"“El padrino de los esports” + futurista de Ciena hablan sobre las redes preparadas para los desafíos del futuro

Escuchar ahora (en inglés)
Publicación en el blog

Cómo los juegos están impulsando la evolución de la red

Leer el blog

Juegos electrónicos en los Olímpicos

Los deportes electrónicos (Esports) han recorrido un largo camino desde los antiguos estereotipos de los jugadores adolescentes con pocas horas de sueño y amontonados en los sótanos de sus padres. Las ligas de los Esports ahora enfrentan a los mejores atletas de juegos en línea entre sí por mucho dinero. Incluso se habla de que los Esports aparecerán en los Juegos Olímpicos.

Estas competencias son eventos inmersivos digitalmente donde cualquier persona, en cualquier lugar, puede tener un rol virtual en la acción—no solo como espectador sino como un competidor virtual contra sus atletas favoritos.

La experiencia virtual tiene que ser impecable ya que potencialmente son decenas de millones transmitiendo en vivo y compitiendo en el ciberespacio, donde solo fracciones de segundos separan el oro de la plata. Suena como un desafío olímpico para las redes del futuro.

El peso de la nube

Más allá de los esports aficionados, millones de propietarios de teléfonos inteligentes se han convertido en miembros de un grupo cada vez más numeroso de "super casuales". Casuales o no, estos jugadores móviles esperan poder disfrutar del tipo de gráficos avanzados y su interacción con el sistema de juego que antes solo existía a través de consolas, una laptop o una PC.

Si bien la arquitectura en la nube y la compresión de video tienen jugabilidad móvil y avanzada, la experiencia en el juego en última instancia depende de la calidad y de la capacidad de la red de los usuarios. No es de sorprender entonces, que los operadores de redes móviles vean a los juegos móviles premium como uno de los principales casos de uso para 5G.

A medida que millones de jugadores de videojuegos móviles exploran realidades aumentadas, destruyen caramelos digitales, ponen ladrillos virtuales y luchan entre sí a través de los océanos, las redes están teniendo que adaptarse a una nueva normalidad: el tiempo de juego diario es ahora un evento impredecible y de enorme consumo de datos.

Una nueva clase de entrenador

Con las becas universitarias y los premios en dinero que cambian la vida actualmente en riesgo, el botín del mundo de los esports (deportes electrónicos) ha dado lugar a un nuevo meta-negocio: el coaching virtual.

Pero analizar y corregir el swing de golf de un videojugador requiere más que video ininterrumpido de alta resolución: exige datos en tiempo real y latencia indetectable. Los milisegundos y los análisis facilitan o destruyen la capacidad de los entrenadores para reentrenar las tácticas de juego—lo que significa que los servicios de conexión ultrarrápida se han convertido en un mero costo de entrada.

A medida que los entrenadores virtuales dirigen simultáneamente a los contendientes a través de torneos de alto riesgo, la presión para subir de nivel no es solo sobre los jugadores. Con las expectativas de streaming sin retrasos y rico en datos a la velocidad de las experiencias de transmisión en momentos de alta demanda, las redes tendrán que ser aún más ágiles, inteligentes y dinámicas que los mundos inmersivos de los propios juegos.

Casos de uso de la Adaptive Network

Los videojuegos y los esports pueden crear una demanda y una exigencia impredecibles en su red. Utilice el margen de red no utilizado para lograr agilidad del servicio.

Más información (en inglés)

Cuando una fracción de segundo es la diferencia entre ganar o perder, los jugadores no pueden permitirse tener latencia en la red. Proporcione ancho de banda cuando y donde los clientes lo necesiten.

Más información (en inglés)

Adaptive Network - El dominio de la complejidad

Son miles los dispositivos que se conectan a su red a cada minuto. Teléfonos. Televisores. Relojes inteligentes. ¿Tatuajes electrónicos? Probablemente.

En Ciena no le tememos a la complejidad. Hemos combinado automatización e inteligencia en una red escalable, programable y flexible que se nutre con la complejidad – y que se vuelve cada día más inteligente.

La llamamos Adaptive Network. Porque la supervivencia del más apto significa la supervivencia del que puede adaptarse mejor.