Las compañías de electricidad propiedad de inversionistas (IO) se enfrentan con un desafío y una oportunidad de redes. Deben evolucionar fuera de sus obsoletas redes de multiplexación por división de tiempo (TDM), que ya no son sostenibles, y migrar a sistemas modernos que usan tecnologías de red de paquetes. Afortunadamente, la transición puede ser sencilla y conveniente para las compañías de electricidad. Y una vez que se establece la red de paquetes, la compañía de electricidad también puede usar la infraestructura para ofrecer nuevos servicios de banda ancha de clase carrier que generen ingresos a la base de clientes. Este documento explica cómo el 6500 PTS de Ciena resuelve los múltiples desafíos de la migración de TDM a paquetes.