Los proveedores de servicios regionales llevan la conectividad a las zonas más remotas y promueven la competencia en regiones desatendidas, desempeñando un papel clave en la disponibilidad universal de los recursos digitales. A veces, son el único jugador en áreas de demanda limitada, donde les resulta difícil hacer viables las inversiones. En otras ocasiones, luchan contra jugadores fuertes, posicionándose como una alternativa local con enfoque ya sea en la calidad o la asequibilidad.

Cualquiera sea la realidad de su competencia, las mismas fuerzas del mercado que disrumpen el negocio de los gigantes tecnológicos globales inevitablemente impactarán en ellos. Aunque estas empresas regionales pueden no tener grandes recursos disponibles para comprender y planificar los nuevos desafíos, pueden beneficiarse de un proceso de toma de decisiones mucho más ágil, avanzando rápida y eficazmente para explorar nuevas oportunidades y mitigar amenazas.

Estas son algunas de las fuerzas del mercado que no pueden ser ignoradas:

5G cambiará las reglas del juego, transformando el mercado mucho más allá de los operadores de redes móviles. Permitirá nuevos parámetros en la experiencia del usuario, aumentará IoT e impulsará nuevas aplicaciones. El acceso fijo-móvil (cuya viabilidad de costos sigue siendo controvertida) puede agregar una nueva competencia para la banda ancha en la que los clientes no tenían opción previa, presionando a las operadoras dominantes regionales a reposicionar su propuesta de valor. También creará una enorme demanda de ancho de banda de backhaul móvil.

Las preocupaciones en torno a la ciberseguridad están cambiando la forma en que se agrupan y suministran los servicios tecnológicos. Los operadores de nivel 1 están integrando servicios gestionados de seguridad (Managed Security Services, MSS) a sus ofertas de conectividad para los clientes empresariales (Firewall, IPS, IDS, Anti-DDoS, seguridad en puntos de conexión). Estas prácticas de agrupación pueden convertirse en la norma del mercado, ya que los CIO indican cada vez con mayor certeza que la protección, integridad y la continuidad del negocio son de máxima prioridad para sus oficinas. Mantener la competitividad en los servicios empresariales requerirá que los proveedores regionales desarrollen un nuevo conjunto de habilidades para ofrecer MSS, lo que puede implicar la virtualización de las funciones de la red de seguridad.

IoT redefinirá distintas industrias y brindará enormes oportunidades a los proveedores de servicios. Al ser específico de cada sector, se necesitará nueva experiencia vertical para vender y servir a los clientes empresariales, y nuevas asociaciones para integrar dispositivos y análisis al paquete de servicios. También impulsará nuevas tecnologías, topologías de red, arquitecturas informáticas, sistemas y prácticas de servicios que pueden rediseñar la forma en que se organizan muchos proveedores de servicios tecnológicos.

Big Data y Análisis significarán nuevas formas para que los proveedores de servicios regionales inteligentes agreguen valor a las empresas locales. La computación en el borde aumentará el valor de sus centros operativos como posibles instalaciones informáticas, aunque puede atraer a personas ajenas a la industria tecnológica a proporcionar esta infraestructura dispersa. La experiencia digital que los usuarios disfrutan con los servicios online basados en la nube se está convirtiendo en un prerrequisito para cualquier oferta de servicios, y los proveedores tendrán que evolucionar para ofrecer la visibilidad, el control y la flexibilidad que se convierten en las capacidades mínimas y necesarias para ser considerados por los clientes. La consolidación de la cultura de la nube de todo como un servicio crea una infinidad de nuevas áreas para que los proveedores de servicios se posicionen como líderes tecnológicos regionales integrándose más allá de la conectividad.

Cómo tener éxito en la disrupción digital

Donde quiera que las tendencias puedan dirigir al mercado, es seguro que los cambios profundos están llegando a los proveedores de servicios regionales, y la clave para sobrevivir y ganar en este mercado será la capacidad de adaptarse.  No hay una solución milagrosa para que los proveedores de servicios resuelvan estos desafíos de transformación, y se vuelve aún más difícil para las empresas más pequeñas, ya que muchas de las valiosas innovaciones tardan en ser rentables para los despliegues regionales. Por ejemplo, puede pasar todavía un par de años antes de que NFVO y la automatización de redes sean ampliamente viables para las redes de nivel medio. Sin embargo, los proveedores de servicios regionales ahora pueden hacer mucho para prepararse para la próxima disrupción.

La clave es desarrollar capacidades adaptativas para responder rápida y flexiblemente a los cambios en la demanda y competencia, pudiendo aprovechar las numerosas oportunidades que llegarán a quienes están equipados. Toda inversión debe hacerse en sintonía con el principio rector de adaptabilidad.

El futuro se construye ahora. Comience calibrando sus RFP para priorizar soluciones abiertas (ampliar alternativas para interoperar y administrar en el futuro), favorecer la infraestructura programable (preparación para grados progresivos de automatización a medida que se vuelven viables) y facilitar inteligencia (software y herramientas de análisis). Estos criterios no sólo ampliarán la longevidad de la inversión, preparándola para los desafíos del futuro en una mayor variedad de escenarios, sino que también capacitarán a los proveedores para que sean ágiles y estén bien posicionados para el crecimiento. ¿Quiere tener éxito en la disrupción digital? ¡Prepárese para adaptarse!

The Adaptive Network - Mastering Complexity video