John WilliamsonJohn Williamson BSc ha trabajado en los sectores de electrónica, telecomunicaciones y editorial de alta tecnología desde mediados de la década de 1970. Ha ocupado cargos de redacción jerárquicos con numerosas publicaciones. Este artículo fue originalmente publicado en TM Forum

 

La virtualización de funciones de red (NFV) se está convirtiendo rápidamente en una realidad comercial y operativa. Según un reciente estudio realizado por IHS Infonetics, el mercado global de hardware, software y servicios NFV podría alcanzar los 11,6 mil millones de dólares en 2019, una cifra superior a la de 2,3 mil millones de dólares en 2015.

La investigación primaria del segundo informe anual de Insights Research del TM Forum sobre virtualización, publicada en marzo de 2016, muestra que más de un tercio de los operadores de red ya están desplegando funciones de red virtualizadas (VNF) para admitir servicios comercialmente disponibles y otro tercio está realizando pruebas de VNF.

Otra investigación, que se realizó antes de la Digital Operations Transformation Summit del TM Forum que tuvo lugar en el Mobile World Congress en marzo, respalda la investigación primaria, y muestra que alrededor de la mitad de los proveedores de servicios planean virtualizar muchas funciones de red durante los próximos dos años (ver Figura 1-1).

NFV QI Fig 1-1

Las promesas de la virtualización

NFV promete mejorar enormemente la agilidad de los servicios, llevar la planificación, configuración, personalización y escalabilidad a nuevos niveles y acelerar el tiempo de lanzamiento al mercado de los nuevos servicios y las aplicaciones, con ahorros de capital y de gastos operativos como un beneficio adicional. Esto significa que los proveedores de servicios pueden focalizarse en el cliente, convirtiendo la calidad de servicio (QoS), calidad de la experiencia (QoE) y gestión del rendimiento en una prioridad.

La virtualización puede ofrecer servicio y experiencia de mejor calidad para los usuarios y mejor centricidad en el cliente, en parte al admitir mejor acceso a una más amplia variedad de opciones de servicios. También puede proporcionar mayor control sobre el aprovisionamiento y el consumo. Los ejemplos de los beneficios que NFV ofrece a los usuarios finales van desde equipos virtualizados en las instalaciones del cliente (vCPE), como firewalls virtuales, hasta acceso mejorado a ancho de banda bajo demanda y mayores capacidades de autoservicio.

 “Poner gran parte del control y de la flexibilidad en manos de los clientes es un enorme cambio para la experiencia del cliente,” dice Rebecca Sendel, directora senior, Programas de análisis de datos y Gestión de la experiencia del cliente, TM Forum."

Y aunque la experiencia del cliente debería estar exactamente en el centro del nuevo planteamiento sobre NFV y virtualización de los proveedores de servicios, es posible que la tecnología todavía supere el impacto de los clientes en algunas organizaciones. Sendel, por su parte, le preocupa que las expectativas y experiencia de los clientes todavía no sean los temas principales en la conversación sobre virtualización.

“Cuando desplegamos este tipo de servicio, necesitamos hablar y preguntar cómo se ve la experiencia del cliente, ” ella agrega. “¿Cómo van a obtener la información acerca del servicio? ¿Cómo van a realizar el pedido? ¿Cómo van a pagarlo? ¿Cómo sabemos que hizo lo que ellos querían que hiciera?”

En mi informe para TM Forum, NFV: ¿qué significa para la experiencia del cliente? analizo cómo los proveedores de servicios están enfocando la experiencia del cliente en el mundo virtual y exploro algunos de los desafíos que enfrentan al ofrecer una experiencia al usuario digital. Descargar el informe ahora..