Ya se ha elevado el estándar en el juego de ofrecer servicios gestionados de comunicaciones a los clientes empresariales. A medida que las empresas se vuelven digitales, la conectividad se vuelve cada vez más crítica para los procesos del negocio, y los usuarios exigen un mejor rendimiento y respuestas más ágiles. La red de datos se ha convertido en el sistema arterial del negocio y cuando se obstruye, la isquemia comienza a cerrar los procesos. La acción rápida y decidida es crucial para mantener al paciente con vida – y a los usuarios satisfechos. 

Los proveedores de servicios están bajo una presión cada vez mayor para mantener las redes de sus clientes funcionando durante 24x7 en su máximo potencial, y necesitan abordar de manera rápida y precisa los incidentes que pueden ocurrir. Esto es especialmente difícil para los proveedores regionales, que cuentan con poco personal para investigar eventos de red, y recursos escasos para invertir en herramientas de automatización sofisticadas que podrían optimizar la visibilidad de la red y acelerar la respuesta a incidentes.

Numerosos proveedores de s

Cuando se trata de un incidente físico, como roturas de fibra o fallas en los equipos, los proveedores regionales tienden a tener un sólido registro de resolución rápida. Esto se logra generalmente a través de procesos más ágiles y flexibles y una mejor eficiencia del equipo de campo, los beneficios de tener una escala más pequeña. Sin embargo, cuando el problema se refiere al rendimiento de IP, la falta de herramientas avanzadas de solución de problemas representa un serio inconveniente.

¿No detectar ningún problema lo desanima?

Los clientes empresariales utilizan redes IP y MPLS en constante evolución, con aplicaciones alojadas en diferentes nubes, patrones de tráfico que varían mucho a lo largo del tiempo y, a menudo, integrando múltiples proveedores de red. Es un conjunto complejo de rutas en constante cambio, difíciles de controlar y monitorear. Una interrupción de la conexión es ciertamente grave, pero por lo general fácil de diagnosticar y por lo tanto de reparar. Mucho más intrincada es la degradación errática del rendimiento que a veces afecta a rutas específicas durante un período corto y más tarde cesa o es enmascarada por los protocolos de enrutamiento dinámico.

Dichos eventos pueden ir y venir intermitentemente en la red, algunas veces causados por la inestabilidad de un dispositivo o enlace, otras, debido a la congestión temporal en una ruta, o incluso debido al comportamiento anormal de las aplicaciones, por nombrar algunas causas posibles. Los usuarios ven una pérdida del rendimiento en sus conexiones y aplicaciones y abren un ticket, pero cuando el centro de operaciones de red va a ver el problema, todo parece estar bien. El cliente recibe un "no se detecta ningún problema", se siente mal atendido y teme que se vuelva a producir la inestabilidad – tal vez con un episodio más grave aún.

Estas situaciones no son menores para un proveedor de servicios que ofrece conectividad IP. Hemos visto proveedores que informan que sus procesos de solución de problemas de IP conllevan un promedio de 90 minutos de análisis y que más del 80% resulta en la respuesta "no se detecta ningún problema". Esto tiene un gran impacto en la satisfacción del cliente, las penalizaciones de SLA, la reputación de la marca y los costos del personal del NOC.

Una línea de ataque innovadora 

Blue Planet, a division of Ciena, ofrece un enfoque innovador para la solución de problemas de IP/MPLS que resuelve este problema de manera única, simple y eficiente. Sus productos Route Optimization and Assurance (ROA) capturan la información de enrutamiento IGP y BGP de la red en tiempo real actuando como un enrutador pasivo y escuchando las advertencias de enrutamiento. Esto ayuda a comprender los cambios en las rutas de direccionamiento y a mantener un modelo de topología de capa 3 siempre actual.

 

A través de una función de "DVR de red", los usua

 

Ruta de enrutamiento desde el origen hasta el destino capturada por Blue Planet ROA

El impacto de esta solución en las redes y negocios de los proveedores de servicios es impresionante. Un importante operador nos dijo que redujeron los tickets de problemas sin resolver en un 50% y el tiempo para evaluar los tickets en un 40%, lo que les significó un ahorro de 1800 horas de trabajo del NOC al mes. Un proveedor de servicios informó haber logrado la resolución de los problemas de accesibilidad entre origen y destino 10 veces más rápido. Otro mencionó la reducción de los pagos de SLA en un 37% mediante informes que mostraron que los cambios inducidos por el cliente eran responsables de varios problemas. La mayoría aseguró ser capaz de afrontar el crecimiento significativo de suscriptores y usuarios sin añadir nuevos recursos. Pero el mayor beneficio indiscutible es la ganancia sustancial en la satisfacción del cliente. Los resultados varían en cada red entonces consulte nuestra calculadora de ROI, ubicada en el sitio web de ROA Layer 3 Service Assurance, para simular el posible ahorro de costos para su red.

ROA es una solución basada en software y que no depende de un proveedor específico, extremadamente escalable y fácil de desplegar, que requiere pocos o ningún servicio profesional, por lo que es rentable para cualquier tamaño de red IP. Esto permite a los proveedores de servicios con redes más pequeñas y bolsillos más chicos comenzar su proceso de automatización, aprovechando la misma herramienta que está transformando la planificación, gestión y solución de problemas de la red IP en más de cien proveedores, incluidos algunos de los operadores de redes más grandes del mundo. Al proporcionar completa visibilidad de sus redes IP, Blue Planet ROA permite a los proveedores de servicios regionales apoyar la trasformación digital de sus clientes empresariales.