5G está impulsando una nueva generación de aplicaciones de nube que consumen cada vez más recursos de computación y son cada vez más sensibles a la latencia. En el primer blog de esta serie de blogs sobre Edge Cloud, describimos cómo el cambio a una arquitectura de Edge Cloud puede abordar una variedad de casos de uso de generación de nuevos ingresos para los proveedores de servicios.

La siguiente pregunta que generalmente plantean los actores del ecosistema de nube es, ¿en qué lugar de la red se tiene que producir el cambio a edge cloud?

Mientras muchos en la industria tratan de establecer definiciones estáticas acerca de dónde está ubicado el "borde", la realidad es que el borde estará en numerosas ubicaciones, dependiendo de las expectativas de QoE y de los requerimientos o disponibilidad de los recursos de una aplicación determinada. La ubicación de Edge Cloud varía según la perspectiva del usuario (humano o máquina), operador de red o proveedor de aplicaciones.  Determinar quién es el dueño de la infraestructura de edge cloud no tiene en cuenta dónde este se encuentra en la red.

Uno necesita ver más allá de estos límites desdibujados del lugar donde se ubica el borde. Las aplicaciones en el borde de la red por naturaleza pueden ser estáticas o dinámicas. Una forma de verlo, como se muestra en la Figura 1, es que cada cuadrado representa un recurso de computación donde podría estar alojada una aplicación, microservicio o función de red para el soporte de un usuario final (empresa o consumidor, humano o máquina). Una aplicación de usuario podría utilizar los recursos informáticos en las múltiples ubicaciones interconectadas de Edge Cloud durante todo el tiempo de uso de esa aplicación.

Los distintos usuarios podrían utilizar los recursos en la nube en cualquier ubicación del Far Edge, Metro Edge y Global Core, dependiendo de la naturaleza de la aplicación y la disponibilidad de los recursos en la nube necesarios para satisfacer los requerimientos de QoE durante la duración de la sesión de la aplicación. La naturaleza dinámica de cómo se moverán las aplicaciones en las distintas ubicaciones de Edge Cloud impone la necesidad de nuevos requerimientos de redes para soportar Edge Cloud.​

 

Edge+Cloud+animated+diagram

Figura 1:  Naturaleza dinámica de las aplicaciones que usan Edge Cloud

 

Mientras se desdibuja la definición del borde, la industria confluye en torno a los siguientes grupos de ubicaciones donde puede alojarse una aplicación físicamente, como se muestra en la Figura 2:

Metro Edge: una combinación de grandes centros de datos con múltiples usuarios (proveedores de contenido de internet [ICP] y operadores de centros de datos [DCO]) y oficinas centrales de proveedores de servicios de comunicaciones (CSP) rediseñadas como centros de datos, ubicadas en redes metro o regionales para servir a mercados de servicios cercanos.​ Estas ubicaciones normalmente prestarían servicio a muchos usuarios y su objetivo sería enfocarse en servicios comunes que no ofrecen contenido ni aplicaciones de latencia ultrabaja o elevado ancho de banda. Por ejemplo, un proveedor de contenidos como Netflix podría almacenar en caché sus contenidos más solicitados desde estas ubicaciones.

2.) Far Edge: una combinación de oficinas centrales de CSP, ubicaciones de cabeceras de operadores de cable/múltiples servicios (MSO) o unidades distribuidas (DU) de 5G móvil, ubicadas más cerca del usuario. Es en estos sitios donde se ubicarían los recursos en la nube para ejecutar aplicaciones de latencia ultrabaja y de alto contenido, como juegos en la nube, tiendas sin cajeros o IoT para manufactura. Esta sería la propiedad "frente al mar" de alto valor que el CSP/MSO puede y debe capitalizar.

3.) User/On-Premises Edge: una combinación de ubicaciones de empresas grandes y pequeñas, entre ellas centros de datos empresariales y oficinas sucursales, que podría extenderse a centros de transporte, yacimientos mineros y fábricas. Estas ubicaciones son el sitio donde podrá estar la infraestructura uCPE o de virtualización en el borde.

Edge+Cloud+layers+diagram+and+devices

Figura 2. Ubicaciones del borde

 

La llegada de Edge Cloud desdibuja los límites entre estas ubicaciones, ya que se forman sociedades entre una amplia variedad de actores de Edge Cloud con la capacidad de entregar recursos en la nube que incluyen nubes múltiples, proveedores de servicios o soluciones desarrolladas por los proveedores ICP o por los mismos clientes.

Actualmente hay aproximadamente 10 000 centros de datos en todo el mundo. Con la creciente tendencia hacia Edge Cloud, los pronósticos (como puede verse en la Figura 3) muestran que habrá hasta cinco veces más ubicaciones nuevas de centros de datos en el borde en los grupos Metro/Far Edge y User/On-premises Edge en los próximos cinco años1

Figure+3%3A+Installed+base+of+edge+data+centers%2C+global+%282019-2025%29

Figura 3. Base instalada de centros de datos en el borde, a nivel global (2019-2025)

 

CSP/MSO actualmente dominan en la entrega de conectividad e infraestructura a los usuarios finales—ya sea empresas o consumidores—y para lograrlo han creado miles de oficinas centrales y cabeceras a lo largo de los años. Se podría decir que esta es la propiedad "frente al mar" más valiosa del edge cloud y la categoría Far Edge de más rápido crecimiento arriba descrita.  Los CSP/MSO están comenzando su viaje a edge cloud con la virtualización de sus redes internas para aplicaciones como 5G virtual RAN (vRAN) para entregar aplicaciones de baja latencia a los usuarios finales de 5G.

Para conocer más sobre cómo puede expandir su Edge Cloud, descargue nuestro libro blanco, Adaptive Network: una estructura para entender las implicancias de Edge Cloud para la red.

1 Fuente: Mobile Experts, “Edge Computing 2020”, Oct 2020