¿Qué es la red como servicio (NaaS)? Es un pregunta bastante sencilla, pero en el mercado existe mucha confusión acerca de la respuesta.

Algunos conceptos erróneos o mitos sobre NaaS son que simplemente se trata de una nueva forma para que los proveedores de servicios de comunicaciones (CSP) vendan servicios virtualizados a las empresas, o que solo es la transformación del sistema de soporte operativo mediante API abiertas y programables, o que significa lo mismo que las redes definidas por software (SDN).

Blue+Planet+NaaS+learn+moreSin embargo, tal vez el concepto más equivocado sea que NaaS no es real – que es una meta futurística. Si bien es cierto que NaaS es para los CSP una visión del "estado futuro", pueden y la están usando en los entornos de producción de la actualidad.

Me gusta pensar en NaaS como un viaje evolutivo hacia una arquitectura de red, operaciones y negocios que es abierta, ágil y automatizada. La finalización exitosa de este viaje resultará en la transformación digital que permita a los CSP recuperar el control de sus redes, ahorrar costos operativos, aumentar la innovación, acelerar el tiempo de retorno y mejorar la experiencia del cliente.

Poner fin a la integración "espagueti"

Los CSP conocen muy bien la integración conocida como "espagueti" que ha plagado su infraestructura de sistemas de soporte de negocios y operaciones (B/OSS). Tradicionalmente, los dominios de red y los procesos operativos han estado estrechamente vinculados, lo que significa que todos los nuevos elementos de red deben integrarse al B/OSS manualmente. Los procesos operativos de rutina también involucran personas – técnicos que acceden al B/OSS para recopilar información para diseñar, activar y garantizar servicios.

Este enfoque resulta en costos elevados, tiempos de comercialización muy lentos y capacidad limitada para escalar. No tiene soporte para modelos de negocios basados en la nube, servicios bajo demanda o incluso nuevas tecnologías como 5G.

Al usar arquitecturas basadas en estándares y API abiertas, NaaS permite la abstracción común entre la red, las operaciones y las capas B/OSS, y así, los CSP tendrán una forma fiable para que estas capas se "hablen" entre sí. EL BSS le habla a la capa de gestión de órdenes, y la gestión de órdenes le habla a la orquestación de servicios, la cual se comunica con distintos dominios como el dominio óptico, el dominio de servicios empresariales o el dominio de 5G. Esto, en última instancia, permite a nuestros clientes CSP eliminar la integración "espagueti", reemplazarla por una arquitectura NaaS abierta y modular que desacopla el B/OSS y la red.

Un gran beneficio o efecto secundario de esta transformación es que los CSP pueden entregar toda clase de servicios nuevos a los clientes, desde SD-WAN y servicios de longitud de onda hasta ancho de banda 5G bajo demanda. Incluso pueden ofrecer a sus clientes capacidades de autoservicio.

AT&T y Blue Planet trabajaron juntos como parte de una prueba de concepto reciente del programa Catalyst del TM Forum para demostrar estas capacidades. El equipo mostró cómo un cliente empresarial podía usar un portal de autoservicio para solicitar un servicio de longitud de onda de 100 Gigabit para conectar dos ciudades de Estados Unidos y los resultados fueron impresionantes. AT&T concluyó que adoptar una arquitectura NaaS puede reducir el tiempo que transcurre entre la innovación y la obtención de ingresos por servicios de longitud de onda óptica en un 50 %.

La adopción de SDN para ir hacia la automatización

Otro resultado importante del viaje de NaaS hacia la apertura y la automatización es que los CSP podrán adoptar las capacidades SDN por completo para acelerar sus iniciativas de automatización. SDN permite que los dominios de red sean "programados" o controlados centralmente y con inteligencia mediante interfaces abiertas para simplificar la ingeniería de tráfico y el aprovisionamiento de los servicios. NaaS se desarrolla sobre la base de SDN, lo que permite a los proveedores de servicios modernizar y automatizar procesos operativos como el proceso de órdenes hasta la entrega de servicios y la detección de problemas hasta su resolución, usando orquestación, garantía, análisis y control mediante políticas. NaaS coloca a los CSP en el camino hacia la automatización sin intervención (zero-touch) del ciclo de vida de los servicios, que es un requerimiento clave para una amplia gama de casos de uso de computación de borde y 5G, desde IoT industrial hasta vehículos autónomos.

Blue Planet trabajó con siete CSP para demostrar cómo esto funciona en otra prueba de concepto de los proyectos Catalyst del TM Forum , y se mostró cómo usar la automatización sin intervención del ciclo de vida de los servicios para entregar Edge Compute as a Service (ECaaS). Nuevamente, el equipo pudo mostrar cómo usando arquitecturas basadas en estándares de referencia e interfaces API los CSP pueden implementar NaaS y reducir el tiempo de comercialización a la mitad.

Inicio del viaje

Lo más importante que hay que entender sobre NaaS es que los CSP pueden comenzar este viaje de transformación hoy mismo. Blue Planet está trabajando con varios CSP para desarrollar arquitecturas NaaS. Por ejemplo, estamos ayudando a Vocus, un proveedor de fibra australiano, a implementar una arquitectura NaaS automatizada que eventualmente consolidará seis redes y ocho pilas de B/OSS.

La compañía está adoptando NaaS, NFV y SDN como parte de su estrategia de "estado futuro" y está usando la cartera de Blue Planet Intelligent Automation. Si bien le llevará a Vocus varios años completar su transformación de tres fases, la plataforma que sienta las bases está desplegada, con docenas de sitios que ya utilizan Blue Planet Intelligent Automation.

Medición de los resultados

Algo fundamental para Vocus y para otros CSP es que verán beneficios mensurables a lo largo de sus viajes de transformación a NaaS. Entre ellos:

  • Aceleración del tiempo de comercialización de nuevos servicios, lo que dará lugar a nuevos ingresos
  • Reducción del costo del soporte e integración de las operaciones
  • Menor riesgo asociado con la adopción de nueva tecnología y la entrega de nuevos servicios

Los CSP tendrán el control automatizado de sus entornos de redes y operaciones, mejor visibilidad y podrán resolver los problemas fácilmente. Esto tendrá un beneficio directo en términos de mejorar la atención al cliente.

A menudo los CSP piensan que conceptos como NaaS son abstractos, pero esto también es un concepto erróneo. Los beneficios son mensurables y cuantificables – hoy.