Todos lo escuchamos. En la era de 5G, se espera que la cantidad de dispositivos móviles aumente significativamente y soporten velocidades de datos 100 veces más rápidas y una latencia 10 veces menor, en comparación con la tecnología 4G LTE actual. Esta combinación de mejoras en capacidad y latencia, junto con la garantía del rendimiento de la red de extremo a extremo mediante el uso de Network Slicing, hará posible una nueva gama de aplicaciones rentables para los operadores móviles como realidad aumentada (RA) y virtual (RV), IoT, videojuegos y aplicaciones industriales (Digital 4.0). 

Implementar 5G requiere la evolución de las redes 4G actuales a redes compatibles con 5G. El despliegue inicial de 5G será en modo NSA (Non-Standalone), donde las nuevas radios de 5G (NR) aprovecharán la infraestructura del Packet Core de 4G hasta que el Packet Core de 5G esté totalmente estandarizado y desplegado. 

Para estar a la altura de sus competidores y adoptar los nuevos servicios 5G, usted necesita acelerar y eliminar los riesgos en los planes de evolución de su red y llevar nuevos servicios rentables al mercado lo más rápido posible. La pregunta es, ¿cómo hacerlo? 

Hay varias estrategias que puede adoptar para un migración con éxito de la red de 4G a 5G. En esta serie, vamos a explorar los caminos que puede elegir. 

1. Crear agilidad desde el principio: 

Las soluciones xHaul abiertas aseguran una red de transporte 5G ágil y de calidad superior.  El sector aprende de la experiencia. Para 4G y para soportar la integración de C-RAN (Centralized RAN), CPRI intentó estandarizar la conectividad del fronthaul entre las radios RHH (Remote Radio Heads) y las BBU (Baseband Units). Sin embargo, como la implementación de CPRI se desvió de las especificaciones CPRI abiertas a lo largo del tiempo, resultó en la dependencia del proveedor de RAN. Para asegurarse de no estar atado a soluciones propietarias en su red fronthaul 5G, elija una solución basada en estándares abiertos de la industria (eCPRI, O-RAN), creados para el soporte de entornos de múltiples proveedores. De esa manera, puede elegir las mejores RRH, BBU y la red de transporte que las interconecta, sin restricciones ni limitaciones impuestas por el proveedor. Las redes abiertas de fronthaul basadas en estándares estimularán el mercado de los servicios de wholesale fronthaul, de la misma manera que muchos operadores alquilan servicios de backhaul hoy en día.

2. Entregar ancho de banda bajo demanda con una infraestructura móvil xHaul:

La infraestructura para el backhaul del tráfico 5G debe escalar en un orden de magnitud que le permita soportar las nuevas radios de (RRH) con interfaces Ethernet eCPRI – normalmente 10GbE y 25GbE. Se espera que las redes 5G xHaul transporten el tráfico 4G actual también para mejorar las economías de escala a través del uso de routers xHaul convergentes que soporten una gran densidad de interfaces 1GbE/10GbE/25GbE integrando también las últimas tecnologías ópticas coherentes soportando interfaces de alta velocidad 100GbE y 200GbE.

3. Maximizar el rendimiento de los servicios con más capacidad en el borde de la red:

Para poder soportar las altas capacidades de las nuevas radios de 5G (RHH) y soportar las nuevas aplicaciones de 5G basadas en comunicaciones ultrafiables y con baja latencia (urLLC), el rendimiento de la red en el acceso y el borde debe mejorarse drásticamente. Además, el rango más corto de frecuencias de radio 5G que operan en el espectro de ondas milimétricas que transportan la mayor parte del tráfico, significa que usted tendrá que desplegar una cantidad importante de celdas pequeñas y celdas macro adicionales para abordar la falta de cobertura, aumentar la capacidad en áreas de uso intenso, etc.

Todo esto significa que necesita elegir las mejores opciones para la construcción de la infraestructura de 5G para cubrir los distintos casos de uso eMBB, mMTC y urLLC, distintas configuraciones de red y distintos tipos de nodos de 5G. Estas opciones van desde plataformas resistentes a temperaturas extremas que se pueden ubicar en gabinetes en la calle o en edificios cercanos a los usuarios, hasta soluciones más grandes, de menor latencia y mayor capacidad que pueden soportar los requisitos de transporte en sitios de macro celdas. El soporte de tecnología óptica con interfaces de 100GbE/200GbE de alta velocidad en el acceso soluciona los desafíos de escalabilidad y costo por bit en el borde de la red – lo cual coloca mayor capacidad y rendimiento más cerca de donde se consume el contenido.

El camino a 5G es más que una simple actualización de red. En última instancia, la escalabilidad, la automatización y la apertura ayudarán a facilitar la transición. Mi segunda publicación en esta serie examina otras estrategias clave para optimizar la evolución de su red 4G a 5G, y la tercera y última publicación de mi serie explora cómo los operadores wholesales en CALA pueden prepararse para ofrecer a los MNO soluciones 4G escalables y preparar sus redes para el soporte de servicios 5G en un futuro cercano, incluyendo conectividad y hosting de RAN.